Incio  |  Mis Datos  |  Libros  |  Obras Publicadas  |  Semblanzas  |  Dossier de Prensa  |  Boletin  |  Talleres  |  Blog  |  ENGLISH    

Maria de Lourdes

Victoria

I am a bilingual writer born and raised in Veracruz, Mexico, currently residing in the state of Washington. I write novels, short stories and children’s books. I wrote my first novel, Los Hijos Del Mar (The children of the sea) because I wanted my sons to know their ancestry and to be proud of their heritage. The story, set during the late nineteenth century in México and in Spain, is based on the lives of my ancestors, the Victorias, who made a name for themselves in México’s pharmaceutical industry, and the Muguiras, Spanish immigrants who found success cultivating and trading coffee seeds. The novel weaves both families’ sagas into a shared destiny and their intertwined tales becomes, finally, the love story of my parents. Click here to read a chapter of Los Hijos del Mar.

My second novel, Más allá de la Justicia (Beyond Justice) is a farewell to my former profession as a litigator. Through the first-person narrative of my three characters, I bring my reader into the harsh world of our criminal justice system, the complex lives of the accused, and the people who work, relentlessly, in the pursuit of justice. While the novel is not a memoir, my work as a public defender influenced my writing, and the process became therapy, allowing me to understand how the experience had shaped me. Click here to preview Mas Alla De La Justicia

A number of literary journals have published my short stories. The theme that seems to permeate my prose in that genre is the struggle that Latinos face in the United States. My characters are often working women trying to survive in a country that is not their own. The inspiration for the stories often comes from the people I try to help in my current work as a mediator.

I particularly enjoy writing for children. I find the process uplifting, and a good source of balance, especially when the substance of my adult work is often dark, and daunting. The more I explore and learn about this genre, the more it calls to me, especially when I am around my grandchildren, who are my best, and most devoted audience.

Hablando del Día Internacional de la Mujer

200px-Zetkin_luxemburg19101.jpg

Hoy se celebra el día internacional de la mujer. Aquí entre nos, no entiendo porqué solamente nos dan un día. Me parece que si se trata de reconocimiento, nos merecemos todos los días del año. En principio, quisiera yo saber, ¿a quién carambas se le ocurrió la idea de asignar los días del año del calendario como si fueran asientos de avión? ¿Y cómo exactamente fue el repartidero? ¿Llegaron corriendo los lecheros a arrebatarle el seis de Abril a los cocoteros? ¿Se agarraron de la greña las verduleras y las tortilleras porque ambas querían el ocho de Junio? Y luego ¿quién decidió que a nosotras nos tocaba el mes de Marzo? Es cierto que cada mes tiene su encanto, pero a mi, en lo personal, me hubiera gustado mucho más celebrar nuestro día en Octubre. En Marzo, la lista de los firme propósitos que por tradición (o compulsión) elaboro cada Enero está vigente, colgada en el refrigerador: no flojear, no gastar, no comer postres, no quejarme, no hablar mal de mis semjantes. Etc. Etc. Así nadie puede celebrar a gusto. En cambio, ya para Octubre, esos mismos firmes propósitos, están más aguados que una gelatina. Que me trago. De postre.

De pronto decido investigar más sobre el dichoso día de la mujer. Me meto a la Internet y acudo a Wikipedia, mi querida asistente que siempre sale al rescate, y que además, es bilingüe. OK. Es cierto que Wiki no es la fuente más seria, pero estarán de acuerdo que es la más rápida, y si quiero colgar esto en mi blog antes de que se acabe 

nuestro día

, no puedo andar rascando los archivos de las bibliotecas.

Wiki me comparte lo siguiente:
“El Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de la mujer por suparticipación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Se celebra el día 8 de marzo.

“En agosto de 1910 la Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, reunida en Copenhague, proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, a propuesta de la socialista alemana Luise Zietz apoyada por Clara Zetkin, como una jornada de lucha por los derechos de las mujeres. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. El objetivo era promover la igualdad de derechos, incluyendo el sufragio para las mujeres.9 10

“La primera convocatoria tuvo lugar en 1911 en AlemaniaAustriaDinamarca ySuiza extendiéndose su conmemoración, desde entonces, a numerosos países. En1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.”

Mas abajo, como antecedentes, Wiki agrega:
“En la obra de teatro Lisístrata, de Aristófanes, situada en la antigua Grecia se encuentra un referente literario histórico de la lucha de la mujer. La protagonista, Lisístrata, realiza una huelga sexual contra los hombres para forzar que estos pongan fin a la guerra.”
El hecho que el día de la mujer sea celebrado conjuntamente con el día de la paz, no me sorprende. Siempre he dicho que si las mujeres no existiéramos, el mundo se habría acabado con el primer pleito de Caín y Abel.

Lo que me parece interesante, es que Wiki mencione a Lisístrata como antecedente. Hace algunos años me tocó disfrutar una versión actualizada de la obra. Una comedia buenísima. El escenario, en ese caso, era la Casa Blanca, y el presidente, Ronald Regan. Me pregunto que pasaría si la huelga se diera de verdad, el día de hoy ¿acabaría con todas las guerras que estamos viviendo? ¿Qué piensan ustedes al respecto, mis queridos lectores? ¿creen que una huelga sexual pueda lograr la paz mundial? O ¿creen que provocaría el fin del mundo? Podría ser un buen experimento, supongo. Por mi parte, yo me apunto, pero no con mi abstinencia, porque dudo que mi abueldad ayude mucho a la causa. Me apunto como testigo. Y para escribir la novela. No importa que nadie la publique porque no tiene sexo no violencia. Aquí lo importante, si no acabamos primero todos muertos, es poder proclamar nuestro propio “día de las Lisístratas”. Pero por favor, que sea en Octubre.

Mi curiosidad me lleva a descubir, además, con tristeza, que los lecheros, los cocoteros, las verduleras y las tortilleas, perdieron el pleito. No tienen su propio día internacional. Tampoco hay día internacional de las novelistas, pero sí de los poetas. Está decidido: me voy a lanzar a la poesía. Les cuento que lo merecedores, entre otros, son el árbol (29 de Marzo) el locutor (24 de Marzo) el panadero (4 de Junio) el peluquero (28 de Agosto) el cocinero, y por supuesto, el abogado (22 de Junio). La lista es larga. La recopiló una florería que con gusto envía rosas a domicilio (a precio razonable) a cualquiera de sus “celebrados”, sea su taxista o su árbol consentido.

Por último, aquí tienen la foto de las alemanas a quienes debemos, en gran parte, los derechos que gozamos todos los días. Y no sólo el ocho de Marzo. No sé que pensarían ellas de Lisítrata, ni del uso de sus “armas femeninas” para lograr la paz, pero sospecho que antes de sentarse a platicar el tema, le cubrirían su desnudez con un buen abrigo lana.

Suscríbete por RSS |  Suscribirse por Email

© 2013 Maria de Lourdes Victoria. All Rights Reserved.