Incio  |  Mis Datos  |  Libros  |  Obras Publicadas  |  Semblanzas  |  Dossier de Prensa  |  Boletin  |  Talleres  |  Blog  |  ENGLISH    

Maria de Lourdes

Victoria

I am a bilingual writer born and raised in Veracruz, Mexico, currently residing in the state of Washington. I write novels, short stories and children’s books. I wrote my first novel, Los Hijos Del Mar (The children of the sea) because I wanted my sons to know their ancestry and to be proud of their heritage. The story, set during the late nineteenth century in México and in Spain, is based on the lives of my ancestors, the Victorias, who made a name for themselves in México’s pharmaceutical industry, and the Muguiras, Spanish immigrants who found success cultivating and trading coffee seeds. The novel weaves both families’ sagas into a shared destiny and their intertwined tales becomes, finally, the love story of my parents. Click here to read a chapter of Los Hijos del Mar.

My second novel, Más allá de la Justicia (Beyond Justice) is a farewell to my former profession as a litigator. Through the first-person narrative of my three characters, I bring my reader into the harsh world of our criminal justice system, the complex lives of the accused, and the people who work, relentlessly, in the pursuit of justice. While the novel is not a memoir, my work as a public defender influenced my writing, and the process became therapy, allowing me to understand how the experience had shaped me. Click here to preview Mas Alla De La Justicia

A number of literary journals have published my short stories. The theme that seems to permeate my prose in that genre is the struggle that Latinos face in the United States. My characters are often working women trying to survive in a country that is not their own. The inspiration for the stories often comes from the people I try to help in my current work as a mediator.

I particularly enjoy writing for children. I find the process uplifting, and a good source of balance, especially when the substance of my adult work is often dark, and daunting. The more I explore and learn about this genre, the more it calls to me, especially when I am around my grandchildren, who are my best, and most devoted audience.

LAS PRESENTACIONES EN SEATTLE

(El crédito de todas las fotos va para Gerardo Janitzio García

Presentamos la novela en Seattle en las dos bibliotecas que han sido mis albergues sagrados. El sábado 22 de Octubre estuvimos en la biblioteca de mi "barrio" que es la biblioteca de Newcastle en el Condado de King. Al día siguiente, la llevamos a la biblioteca pública de Seattle, que es la cuna de Seattle Escribe, el grupo de escritores que escribimos en español. 

En la Biblioteca del condado de King - Newcastle con algunos autores de Seattle Escribe y nuestra querida Teresa Luengo Cid (segunda de izquierda a derecha) quien nos abrió las puertas. 

En la Biblioteca del condado de King - Newcastle con algunos autores de Seattle Escribe y nuestra querida Teresa Luengo Cid (segunda de izquierda a derecha) quien nos abrió las puertas. 

En la Biblioteca Pública de Seattle con algunos autores de Seattle Escribe, nuestra amada bibliotecaria Marcela Vodall (quinta de derecha a izquierda) y Flor Alarcón, amiga oaxaqueña y activista de los derechos de los latinos en el estado de WA. 

En la Biblioteca Pública de Seattle con algunos autores de Seattle Escribe, nuestra amada bibliotecaria Marcela Vodall (quinta de derecha a izquierda) y Flor Alarcón, amiga oaxaqueña y activista de los derechos de los latinos en el estado de WA. 

Se oye mal que yo lo diga, pero es la verdad: ambas presentaciones fueron hermosas y eso gracias a la generosidad de muchas personas a quienes quiero harto. Los recintos se llenaron ¡no alcanzaron las sillas! Espero que ahora sí haya quedado claro (ojalá también para las editoriales) que habemos muchos residentes hispanohablantes en Estados Unidos que apreciamos la literatura escrita EN ESPAÑOL. Las traducciones (algunas) son buenas, pero definitivamente hay mercado para el consumo de novelas escritas por autores que eligen escribir en la lengua de Cervantes, a pesar de vivir lejos de nuestras patrias. 

¡Hay tantos seres queridos a quien debo agradecer! Primeramente a mi amiga y colega, la autora Elena Camarillo, quien de la manera más desinteresada ofreció ayudarme con los eventos, ya que yo estoy trabajando en California. Ella, que sabe armar las pachangas más divertidas, rápidamente organizó las dos fiestas. La ayudaron mi grupo de escritores, "Eñes en Seattle" quienes me presentaron con una reseña espectacular que abajo les comparto. 

El espacio en la  Bibliotecas King County se lo debemos a la bibliotecaria Vicky Woods y a Teresa Luengo Cid quien está a cargo de los programas de la biblioteca en en español. El espacio de la biblioteca pública de Seattle lo logramos por nuestra hada madrina, la bibliotecaria Marcela Vodall, cuya misión ha sido abogar por la literatura en español y apoyar a los autores que la escribimos. Sin ella seguiríamos "homeless in Seattle".

Casa llena 

Casa llena 

Nos compartieron su música los mismos escritores de Seattle Escribe. Y es que así son: artistas que no sólo escriben sino que además tocan instrumentos, o cantan, o bailan;  en otras palabras: embajadores del arte. Mi querida Jacque Larrainzar nos sorprendió con una canción que escribió inspirada en mi novela!!!! Imagínense qué regalo! Y Jose Luis Buen Abad nos deleitó tocando una canción barroca con su flauta, por ser el mismo instrumento que toca mi personaje en la novela.

La cantante Jacque Larrainzar 

La cantante Jacque Larrainzar 

El autor y músico Jose Luis Buen Abad

El autor y músico Jose Luis Buen Abad

Una amiga muy querida Barbara Rodriguez, también autora de Seattle Escribe, me presentó al artista oaxaqueño Ful Lazo, líder de la comunidad oaxaqueña en Seattle y promotor de la cultura oaxaqueña en el Noroeste. Él nos trajo a los bailadores del Grupo Cultural Oaxaqueno para que nos deleitaran con su bellísima danza. No quisieron cobrar un centavo! 

Con el reconocido y apreciado artista oaxaqueño Fulgencio Lazo y el grupo cultural oaxaqueño.

Con el reconocido y apreciado artista oaxaqueño Fulgencio Lazo y el grupo cultural oaxaqueño.

Barbara Rodriguez nos prestó su ojo experto con la cámara y los videos y también el fotógrafo Gerardo Janitzio García quien se lleva las palmas por todas las fotos en este blog.

Además de la danza compartimos el book-trailer que mis colegas José Lumero y Elena Camarillo crearon. A pesar que dicho proyecto conlleva muchas horas de trabajo, rehusaron remuneración alguna. Aquí el VIDEO.

Otra amiga oaxaqueña Flor AlarconAve, activista en nuestra comunidad latina preparó el chocolate con la receta de su familia! El poeta Bau Garcia también llevó chocolate  y alguien más trajo el plan de yema, hecho con una receta especial!!!

La receta del pan de yema hecha justo como aparece en la novela.

La receta del pan de yema hecha justo como aparece en la novela.

Mi hermanita Silvia Victoria Riley la hizo de "cajera" en la mesa de ventas.

Con mi hermanita Silvia Riley

Con mi hermanita Silvia Riley

El espacio se llenó de amigos, familia y lectores que vieron a bien acompañarme, a pesar de ser un día de otoño hermoso y soleado, como pocos. Me reglaron VIDA y eso lo aprecio, no saben cuánto. Al final, la presentación fue OTRO evento de puro amor. MUCHISIMAS GRACIAS a todos los que me acompañaron, y a los que me echaron porras desde lejos.

Aquí les comparto las palabras de mis presentadoras, las autoras Rocío Luquero, Alicia Spinner y Elena Camarillo. Nos hizo falta José Lumero. Disfruten!

Con mi grupo de escritoras, las Eñes (Rocio, Alicia Spinner y Elena Camarillo)

Con mi grupo de escritoras, las Eñes (Rocio, Alicia Spinner y Elena Camarillo)

PALABRAS DE MIS PRESENTADORAS (que leyeron en turno)

"La piel se me pone de gallina, no se pueden imaginar el orgullo que me da presentar hoy a nuestra sobrina. Sí, nuestra sobrina.

La casa de los secretos es parte de nuestra familia. Porque cuando tienes la suerte de ver a una historia desarrollarse poco a poco en frente de tus ojos, se convierte en casi tuya. Es un amor muy similar al que se le tiene a la hija de una hermana.

María, tú eres como una hermana para nosotros. Te queremos y te respetamos mucho y sabemos que no somos los únicos. En estas tierras, tienes admiradores en Seattle Escribe, en las bibliotecas, en los consulados, en las escuelas, en los grupos de lectura, entre tus vecinos, tus amigos, tu familia y todos, todos tus lectores.

Este cariño te lo has ganado por tu generosidad, positivismo y tu incansable entusiasmo hacia la comunidad latina. Todos nosotros te debemos mucho. Y hoy queremos honrar a tu última hija, la Oaxaqueña, que es un fruto de tu amor hacia nuestro México. Gracias a la inmensa investigación que desarrollaste y a tu maravillosa imaginación y talento, la idea de una historia de amor entre dos razas se convirtió en una novela hermosa que irradia amor y cultura con la misma intensidad.

La casa de los secretos es un tremendo tributo para el estado de Oaxaca, una ofrenda a su riqueza, belleza y costumbres donde se veneran la valentía de los guerreros defensores de su patria, las tradiciones zapotecas y mixtecas, la lealtad, los lazos familiares y el amor.

En la novela, la intervención estadounidense, la revolución mexicana y la hambruna de Irlanda se intersectan por medio de dos soldados abatidos por sus pérdidas, con una monja enloquecida con sus pecados, y con una dama que esconde su pasión en las telas negras de su viudez.

La casa de los secretos se encuentra a los pies de la Sierra Madre, bajo un manto de nubes y la protección de dioses precolombinos. Al entrar se nos da la bienvenida con un chocolate espumoso, acompañado de pan de yema recién salido del horno. En sus habitaciones, se encuentran personajes que cobijan sus secretos con el honor de su familia y que se refugian en las tradiciones de una sociedad en desasosiego. Desde su cocina, percibimos el olor del mole, del café, de la canela, del anís y de la caña. Entre sus paredes, escuchamos sentimientos expresados en melodías y susurros de anhelos que atormentan a sus habitantes.

En La casa de los secretos vive el recuerdo de una mujer que tejió su destino en una prenda Quexquémitl. Algunos la llaman bruja.

De igual manera, María hila las historias y nos presenta un colorido huipil literario. María, no nos cabe duda, tú eres una bruja de las letras. ¡Gracias por conjurar novelas tan prodigiosas!

Suscríbete por RSS |  Suscribirse por Email

© 2013 Maria de Lourdes Victoria. All Rights Reserved.